Por: Susana Castillo

El Ministerio de Salud de Francia el jueves 16 de abril confirmó 165.027 casos de Covid-19. 41.657 contagios en casas de vivienda y cuidados para adultos mayores o personas con discapacidad. 30.995 han salido del hospital recuperados, otras 31 305 personas están hospitalizadas de las cuales 6.457 en cuidados intensivos siendo la capacidad inicial del sistema de salud francés para 5000 camas en servicio de reanimación.

Club de Leones

61% de casos de reanimación son de personas con otras enfermedades (comorbilidad) y el 57% de casos a partir de 65 años. Entre los casos de fallecimiento, el 90% tuvo al menos una comorbilidad. Las comorbilidades más frecuentes fueron las enfermedades cardíacas, la diabetes y las enfermedades pulmonares.

Desde el 1 de marzo se contabiliza un total de 17.920 muertes de las cuales 6860 son en residencias para adultos mayores o personas con discapacidad, 90% de las muertes fueron de casos de comorbilidad y el 89% de 65 años y más. 10.643 muertes han sucedido en el hospital (el 81% son mayores de 70 años). 6.524 muertes en casas de vivienda y cuidados para adultos mayores o personas con discapacidad.

Entre las muertes en hospitales, el 37% se registraron en la región de Île-de-France, el 24% en la región del Gran Este, el 9% en la región de Hauts-de-France y el 8% en la región de Auvergne-Rhône-Alpes. Las otras regiones más afectadas son Bourgogne-Franche-Comté, Normandie et Centre-Val-de-Loire.

Al 12 de abril 3800 profesionales de salud que trabajaban en el plan blanco (protocolo de atención por covid19 en hospitales) y el plan azul (protocolo de atención por covid19 en residencias de ancianos o personas con discapacidad) han enfermado y siete médicos han fallecido. Dentro del plan blanco se han utilizado sitios públicos y hoteles privados para hospedar personal de salud o enfermos en cuarentena.

Hasta el 29 de febrero en Francia se informó hubo solamente 12 personas que se recuperaron, 86 personas hospitalizadas de las cuales 9 estuvieron en estado crítico y 2 fallecieron hasta esa fecha aproximadamente un mes luego del primer caso oficial de covid-19 que se detectó el 24 de enero y que en ese momento se pensó era el primer caso en Europa, ya que a mediados de marzo recién se supo que varias personas en Lombardia Italia habían tenido síntomas antes pero fueron tratados como si tuviesen neumonía o gripe, ya que el primer caso oficial en Italia se dio recién el 20 de febrero.

En ese mes primer mes se cree hubo una gran cantidad de contagios entre casos asintomáticos ya que multitudinarios eventos deportivos, artísticos, religiosos, políticos, etc continuaron incluidas las huelgas regionales y la campaña política y las elecciones municipales las cuales no se suspendieron y se realizaron el 14 de marzo. Incluso las dos últimas semanas de febrero al ser vacaciones escolares tuvieron como es habitual gran cantidad de desplazamiento turístico interno y externo ya que el turismo es la tercera actividad económica en este país ya que aporta en promedio el 7,5% del PIB nacional francés que es 2’762.000 millones (42.473 PIB por habitante)

Se estima que el 10% de la población francesa ya ha sido infectada por el virus, decenas de miles se han recuperado sin hospitalización desde que se inició la pandemia y se comenzaron a realizar medidas paulatinas como el cierre de frontera con Italia visto que el 24 de febrero ese país contaba con 200 casos y 7 fallecidos.

El 22 de marzo las clínicas privadas enviaron un comunicado público solicitando que una mejor coordinación con el sistema público ya que las camas de reanimación que habían liberado para poner a disposición del sistema público durante la pandemia continuaban desocupadas pese a que los hospitales no se daban abasto. El 1 de abril se anunció que el convenio y la normativa de acción estaba ya funcionando para coordinar la atención en clínicas privadas y hospitales públicos.

En cadena nacional el presidente de la república Emmanuel Macron dijo que el confinamiento total iniciado el 7 de marzo es necesario hasta el lunes 11 de mayo en el que iniciará progresivamente una nueva organización (pruebas masivas 50.000 pruebas por día, aislamiento a las personas más vulnerables, distribución de mascarillas al público en general, seguir desplazándose solo una persona en cada auto, distancia en el transporte público…).

Cada salida del hogar debe estar justificada por un certificado de viaje, que puede descargarse en línea en el teléfono inteligente y presentarse de esta forma a la policía. Las versiones en papel siempre están autorizadas. Para los viajes de negocios, este certificado se completa con una autorización firmada por el empleador. Las fronteras de la Unión Europea y del espacio Schengen permanecerán cerradas incluso después del 11 de mayo.

Quienes no cumplan las disposiciones pueden pagar multas entre 200 y 450 euros en caso de aumento (falta de pago en un plazo de 45 días) y si los incumplimientos llegan a ser cuatro en un plazo de 30 días, la multa es de 3.700 euros y una pena máxima de seis meses de prisión. También es posible la suspensión del permiso de conducir.

Luego del anuncio del desconfinamiento progresivo, profesores, auxiliares escolares y demás trabajadores de centros para infantes de 0 a 6 años, a través de sus voceros sindicales reclaman al gobierno repensar y planificar adecuadamente la decisión de que infantes de esa edad regresen a clases ya que hay el riesgo de que sean portadores asintomáticos a sus familias; tomando en cuenta que en ese periodo etario no pueden portar mascarilla, en Francia almuerzan en la cocina escolar, y existe la tradición del uso prolongado de tetina y un muñeco de tela de acompañamiento emocional, realizan la siesta, además de los hábitos y necesidades fisiológicas propias de esa edad.

Sindicatos del sector educación afirman que así como la disposición es que cafés, restaurantes y cines sigan cerrados luego del 11 de mayo y las fronteras y aeropuertos también (130.000 franceses turistas fueron repatriados y algunos miles más de los 3’000.000 de residentes franceses permanentes en el exterior) además de reuniones sociales prohibidas, deben seguir cerrados los centros educativos en especial infantiles dado que son las zonas con mayor contagio.

El 14 de abril la Sociedad Francesa de Pediatría inició un estudio con 600 niños de la región de Île-de-France (Paris y alrededores) para obtener datos más precisos sobre el rol de niños y niñas en la propagación del coronavirus y confirmar o no la hipótesis de que son los principales transmisores del Covid-19. Los primeros resultados se revelarán antes del 11 de mayo.

Para decidir el tema escolar también se prioriza el bienestar infantil ya que ha aumentado la violencia a mujeres, niños y niñas en casa, la primera semana de confinamiento ya subieron las llamadas de alerta un 32%, es difícil también la custodia compartida que es lo más general para parejas divorciadas y sobre todo es muy estresante y difícil para estudiantes con dislexia, TDAH, autismo, asperguer y discapacidades físicas el realizar las clases teledirigidas y no tener el apoyo escolar y de rehabilitación habitual. Se está estableciendo un sistema de apoyo psicológico a nivel nacional para quienes necesiten utilizando el número gratuito 0 800 130 000 y se alerta el aumento de violencia a la mujer y a niños y niñas.

Se ha previsto “un plan de magnitud excepcional” por un total de 110.000 millones de euros. Este plan prevé la asignación de una bonificación única de 1500 euros para el personal sanitario que intervino en la emergencia viral en las regiones y departamentos más afectados y al resto de personal en los demás departamentos 500 euros; además, todos recibirán un aumento del 50% de pago en horas extras. El personal de Ehpad (casas para atención y vivienda de adultos mayores) también recibirá una bonificación. Estas primas son libres de impuestos y descuentos de seguridad social.

Otros 400.000 empleados del sector público que trabajen en el plan de contingencia de la emergencia por ejemplo cuidadores de hijos de personal de salud, 100.000 policías y guardias públicos, entre otros; podrán beneficiarse de una bonificación libre de impuestos y de una exención de las cotizaciones a la seguridad social de hasta 1.000 euros.

4.000 millones de euros serán para comprar equipo de protección y mascarillas que serán entregadas a través de los municipios a toda la población en las cantidades que necesiten priorizando el tipo de trabajo y la edad de cada persona.

4 millones de hogares que en este país de 67 millones de habitantes reciben o la Renta de Solidaridad Activa (RSA) o el Subsidio Específico de Solidaridad (ASS), estas familias, a más de estas ayudas que ya son permanentes y presupuestadas anualmente, recibirán 150 euros de ayuda por una sola vez, más 100 euros adicionales por cada hijo a cargo. Además, todas las familias que reciben asistencia personalizada para la vivienda (APL) y que no reciben la RSA o el ASS recibirán 100 euros por cada hijo a cargo.

El 15 de mayo, el gobierno pagará una “ayuda de emergencia” de 150 euros por familia que reciba la RSA o el Subsidio Específico de Solidaridad (ASS), a los que se añadirán 100 euros por niño.

Las familias que no reciben ni la RSA ni el ASS, pero que reciben ayuda para la vivienda, recibirán 100 euros por niño, dijo el jefe de gobierno, añadiendo que esta ayuda de emergencia beneficiará a “más de cuatro millones de hogares” en total.

1.000 millones de euros se utilizarán para una bonificación de una sola entrega a estudiantes en situación precaria. Estudiantes de primaria, secundaria, bachillerato e instituto tecnológico aprobarán su año escolar sobre la base de las notas del promedio del informe escolar de evaluación continua. Los exámenes universitarios se posponen para finales de julio, pero la fecha puede variar.

8,7 millones de empleados (un empleado de cada tres) son afectados por el confinamiento trabajando en jornada reducida lo que se considera desempleo parcial.  jornada reducida por esta medida de emergencia y 732.000 emprendimientos y microempresas (una de cada dos) han debido parar sus actividades en Francia desde el 17 de marzo que inició el confinamiento total. El Estado y el Unédic, el organismo que gestiona el seguro social de desempleo durante 3 meses se responsabilizará de pagar los salarios de 1 de cada 3 empleados del sector privado quienes recibirán hasta el 70% de su salario bruto y el 84% de su salario neto lo que implica un total de 24 mil millones de euros.

La declaración trimestral de impuestos que debía realizarse hasta el 9 de abril se hará del 20 de abril al 9 de junio; los bancos proponen prestamos con intereses del 0 al 2% y otras medidas económicas afirman las autoridades se tomarán en el camino para evitar los impactos de la esperada reducción del 8% del crecimiento del PIB.

Como parte de la Unión Europea Francia espera que este bloque llegue a acuerdos económicos para evitar el aumento de la inequidad y la vulnerabilidad en cada uno de los 27 países.

La sociedad en general percibe que esta pandemia evidencia la crisis del sistema de salud en todos los países y en Francia, país en el que durante varios meses previos a la crisis atribuida al Coronavirus trabajadores de la salud incluyendo directores hospitalarios se mantenían en huelga exigiendo aumento de personal y de insumos.

Incluso el presidente de la república ha manifestado la decisión política de dar un nuevo impulso a la fabricación en Francia de todo tipo de materiales, luego de que constatar los problemas de importar mascarillas, tests y otros insumos médicos ya que no había abasto en el mercado local.

La Agencia Europea de Medicamentos (AEM) estimó en un comunicado de prensa del 31 de marzo “que podría pasar por lo menos un año antes de que una vacuna contra el COVID-19 esté lista para su aprobación y disponible en cantidades suficientes para permitir su uso generalizado”. Dijo que está en contacto con los desarrolladores de una docena de potenciales vacunas COVID-19. Dos vacunas ya han entrado en la fase I de los ensayos clínicos, que son los primeros ensayos necesarios y se están llevando a cabo en voluntarios sanos. Son parte de las 50 o más vacunas que se han iniciado en todo el mundo.

La Comisión Europea ha proporcionado 10 millones de euros para la investigación de una vacuna contra el coronavirus y apoya un megaproyecto que vincula a 300 hospitales y 900 laboratorios. En Francia se ha establecido un grupo de trabajo en el Instituto Pasteur que es centro de investigación público. Los investigadores investigan la vacuna contra el sarampión (la misma familia de virus que el coronavirus del SARS-CoV-2) las pruebas en ratones comenzaron el 11 de marzo.

El Instituto Pasteur trabaja en el desarrollo acelerado de una vacuna candidata de ADN que es “una técnica de protección contra la enfermedad mediante la inyección de un código de ADN para un antígeno de interés”. El ADN inyectado da lugar a una respuesta inmunológica protectora, por ejemplo, produciendo anticuerpos contra el antígeno. Las vacunas de ADN tienen ventajas potenciales sobre las vacunas convencionales, incluida la capacidad de inducir una gama más amplia de respuestas inmunológicas. Ya se han diseñado dos antígenos candidatos, basados en la proteína S (espícula) del virus, la proteína responsable de la “corona” observada en la superficie de los coronavirus que les dan su nombre”. Para esto trabajarán en la segunda fase con el consorcio REACTing (REsearch and ACTion targeting emerging infectious diseases), coordinado por el Inserm.

De su parte los laboratorios privados Sanofi francés y GSK de Reino Unido están trabajando juntos también en el desarrollo de una vacuna. La combinación de un antígeno proteínico (proporcionado por Sanofi) y un adyuvante (bajo el control de GSK) es un procedimiento fiable que se utiliza en varias vacunas que ya están en el mercado”, anunciaron en su comunicado de prensa el 14 de abril. Se trata de añadir un adyuvante a ciertas vacunas para potenciar la respuesta inmunológica, creando una inmunidad más fuerte y duradera contra la infección que la vacuna no adyuvante. “Ambas compañías planean iniciar la fase I de los ensayos clínicos en la segunda mitad de 2020 y, si tienen éxito y están sujetas a los requisitos reglamentarios, completar todas las etapas de desarrollo para que esta vacuna esté disponible en la segunda mitad de 2021”, dice el comunicado de prensa.

Igual que en varios países, en Francia el instituto Pasteur también investiga con la vacuna de la tuberculosis BCG para comprobar o descartar que las personas vacunadas contra el BCG corren menos riesgo de desarrollar una forma grave al estimular la memoria de la inmunidad innata (la primera inmunidad que entra en juego ante una infección) y, por lo tanto, provocando una “inmunidad innata inducida”.

El 3 de abril Camille Locht, director de investigación del Inserm en Lille, fue entrevistado acerca de la investigación realizada sobre la vacuna BCG Jean-Paul Mira, jefe del departamento de medicina intensiva y reanimación del hospital Cochin, fue invitado al escenario y le preguntó: “Si puedo ser provocativo, ¿no deberíamos hacer este estudio en África, donde no hay máscaras, ni tratamientos, ni reanimación, un poco como se hace en algunos estudios con el SIDA o entre las prostitutas: probamos las cosas porque sabemos que están muy expuestas. ¿Qué piensas de eso? “

El investigador respondió: “Por cierto, tienes razón. Actualmente estamos pensando en paralelo sobre un estudio en África con el mismo tipo de enfoque, pero también podemos pensar en paralelo sobre un estudio en Europa y Australia. »

“África no es un laboratorio”, “No, los africanos no son conejillos de indias, “SOS Racismo” denunciaron organizaciones sociales africanas y de afrodescendientes en el mundo, expresando su indignación y denunciando el “desprecio por los cuerpos negros” y la comparación con el SIDA y las prostitutas como “problemático” e “inoportuno”. Los dos investigadores se disculparon diciendo que no era racismo sino un poco de humor lo cual causó más ira incluso en medios políticos. 

En otro escenario de acción médica, personalidades científicas y políticas francesas insisten en que es prioritario antes que buscar una vacuna estandarizar el tratamiento experimental del Dr. Didier Raoult a quien el presidente Macron ha apoyado públicamente diciendo que es un gran científico.

El 3 de abril en carta abierta con miles de apoyos conciudadanos, el profesor Dr. Philippe Douste-Blazy, la Dra Michèle Barzach ambos ex ministros de la salud, junto a varios integrantes de la academia de científica de medicina manifiestan que es urgente no perder tiempo y eliminar el Decreto francés Nº 2020/337, del 26 de marzo de 2020 que manda que sólo se use la hidroxicloroquina después de que haya una decisión colegiada del Consejo Superior de Salud Pública quien dará las indicación pertinentes para el uso de este medicamento.

Quienes apoyan como prioridad el desarrollo de un protocolo para estos medicamentos, tienen como preocupación principal que aunque haya una nueva epidemia de coronavirus la vacuna desarrollada para la cepa actual ya no funcione, que es lo que ocurrió con el SARS.

Como positivo, durante el mes de confinamiento el número de muertes en las carreteras de Francia metropolitana, en comparación a marzo del año anterior, se redujo en un 39,6% y los accidentes con resultado de lesiones también disminuyeron 43,2%. Otra buena noticia es el descenso de emisiones contaminantes atmosféricas en las grandes ciudades. Por ejemplo, en París, la concentración de (NO2) disminuyó el mes de confinamiento 40 % en comparación con el mismo periodo en el año pasado.

Neuropsicóloga, maestra y música, trabaja por el derecho a la salud y a vivir sin violencia.

Por Susana Castillo

Neuropsicóloga, maestra y música, trabaja por el derecho a la salud y a vivir sin violencia.