Prólogo a la segunda edición

Nunca de rodillas.
Ese espíritu de nuestros compañeros y
compañeras defensores de la vida que fueron asesinados
Unido a los saberes de nuestros taytas y mamas
nos acompañan en esta resistencia.
Blanca Chancosa

Club de Leones

Octubre desde 1492, sentenciaba un cartel el lunes 18 de mayo, durante las primeras movilizaciones en pandemia en Quito. Guayaquil ya se había movilizado por el derecho a tener una muerte digna; los compañeros y compañeras voceros de Derechos Humanos, de luto por sus familiares muertos, ya habían sido brutalmente reprimidos el jueves 14 de mayo. En pandemia.

De octubre a mayo las mujeres seguimos tejiendo gestos tiernos y frmes; además, cuidamos todo el tiempo. En pandemia. Hoy resulta imposible reconciliar el teletrabajo, el cuidado intenso y la tenacidad de oponerse a la explotación que no pudieron imponernos en octubre, pero que tratan de imponernos ahora. En pandemia, nosotr@s seguimos resistiendo, continuamos caminando, continuamos llamando a movilizaciones, cuidamos, luchamos.

Nunca de rodillas: seguimos las huellas de aquellos y aquellas que han resistido más de cinco siglos, que nos heredaron la esperanza, los saberes y la dignidad. Lo hacemos en honor de nuestros muertos/muertas, porque sus espíritus están con el pueblo y abonarán fuerza para la resistencia. Si pretenden que el cuidado se transforme en la securitización de nuestros espacios por parte del Estado, tendrán que pasar sobre nosotras.

Vamos a parir nuevos mundos. Octubre volvió y nos encontró más
decididas que nunca. Peleamos por nuestras vidas, porque el valor de
todas las vidas sea el mismo. Son luchas de años, luchas de siglos.

En esta segunda edición hemos incorporado textos de Milagros Aguirre, Pablo Ospina, Raúl Zibechi, Santiago Cadena y Alejandra Santillana, escritos al calor de Octubre, y una refexión de Patricia Sánchez sobre el cambio que ha experimentado Guayaquil entre octubre de 2019 y mayo de 2020.

No queremos que la toma de poder sea nuestra única estrategia, el principio y el fn, sino que creemos en construir la autonomía desde lo comunal; una constante búsqueda del Sumak Kawsay. La toma del gobierno ha hecho que la izquierda se burocratice en la administración del Estado para llegar a lo mismo, renunciando a la transformación de la sociedad.

Respetando los dolores de cada una, pero sabiendo que la resistencia
es la única opción.

Invocando a todos los ancestros,
A la sabiduría como guía,
A la resistencia con alegría pese al dolor de cinco siglos,
Al mundo del todos y todas somos uno.
Madre Tierra (Allpamama)
Madre Agua (Yakumama)
Padre Fuego( Intytayta)
Viento (Wayratayta)


Erika Arteaga Cruz, Patricia Sánchez, Natalia Sierra, Blanca Chancosa
28 de mayo de 2020
(día 75 de la cuarentena)

+ posts

Por Comuna