Todx niñx que nace trae una palanqueta debajo el brazo, reza un dicho popular.

Literalmente, es dueño de una importante porción de recursos naturales del planeta.

Club de Leones

Hoy, el liberalismo en todas sus versiones lo modificó:

Todx niñx que nace, ¡el capital privado lo arrebata y se apropia de la palanqueta!

  • La Refinería Estatal de Esmeraldas, REE. Fue diseñada y construida entre 1975 y 1977, iniciando su operación, totalmente por técnicos ecuatorianos, en mayo de 1977; con una capacidad de procesamiento de 55.600 Barriles/día (Bls/d); ampliando su capacidad a 90.000 Bls/d en el año 1987 (Informe Estadístico EP Petroecuador, 45 años)
  • Correspondió a UOP (USA) el diseño de la REE,  y la construcción, a la Empresa Chiyoda del Japón para procesar crudos medios de 28°API de la clasificación, mixtos, con bajo contenido de azufre y metales. El financiamiento estuvo a cargo de la Banca de Desarrollo del Japón.
  • En su primera ampliación a 90 mil Bls/día; sobre la base de estudios de rentabilidad y merado elaborados por técnicos ecuatorianos, se incluyó en la nueva Torre Destilación Atmosférica (Crudo 2) un corte (denominación que indica, que en ese punto, encontraremos el destilado con la característica de producto)  para que a futuro se tomara de este, la materia prima para elaborar Grasas y Lubricantes. Este proyecto se desechado en el gobierno de Febres Cordero (su hermano Nicolás, representaba para el Ecuador, la maquila con bases lubricantes e importación de asfaltos de propiedad de la Petrolera Estatal Venezolana)
  • A inicios de los 80, la producción de los Campos Petroleros de Crudos Pesados, operados por varias empresas extranjeras inician su actividad de producción y exportación. Para movilizar este petróleo hasta la cabecera de bombeo del SOTE en Lago Agrio, mezclaron con petróleo liviano de propiedad de lxs ecuatorianxs. Producto de la mezcla, el crudo liviano pierde calidad y por lo tanto precio, a diferencia del pesado de las Empresas Privadas que gana calidad y precio. Así, los gobiernos de turnos otorgaron un enorme y valioso subsidio a favor de las Empresas Petroleras Privadas Extranjeras.
  • En 1993, el Gobierno de Sixto Durán Ballén, sobre la base de los estudios realizado por el Instituto Francés del Petróleo (IFP) en el anterior gobierno (Rodrigo Borja), implementa la política que se le denominó Mezcla Total de Crudos, justificando así la entrega del crudo liviano como diluyente del crudo pesado para facilitar el transporte. Junto a esta política y haciéndose eco del estudio realizado por el IFP, se resuelve toda una visión respecto de las modificaciones que se deben efectuar en el Circuito Refinador del Ecuador (Amazonas, La Libertad y REE) y particularmente en la Refinería de Esmeraldas para procesar los crudos pesados. Entre otros: Modificar el Proceso de Desalado para eliminar mayores volúmenes de minerales y metales; reducir el azufre del Crudo y productos destilados;  implementar un tren de Alta Conversión para procesar los residuos. Con este proceso se preveía eliminar los contaminantes y los derivados livianos (gas, gasolinas y diésel) con calidad euro 5 y en los volúmenes que atenderían la demanda interna. 27 años más tarde, con un decreto ejecutivo (1094) se descubre el agua tibia.
  • Sin tomar en cuenta las cantidades que hasta hoy  se entregan de crudo liviano para movilizar los crudos pesados hasta la cabecera del Oleoducto de Crudos Pesados –OCP-; se estimaría que el subsidiado a las Empresas Petroleras Privadas hasta el año 1993, año que entra a funcionar el OCP, habrían perjudicado a lxs ecuatorianxs en 21 mil millones de dólares, tomando en cuenta que, desde 1980 hasta 2003 se han transportado 2.500 millones de barriles (Informe Estadístico EP Petroecuador 45 años); de este volumen, el 60% se destinó a las exportaciones y el 40% a la Refinación (promedio del período). Quiere decir que 1.500 millones de barriles fueron castigados con 4 dólares por barril (promedio), por el deterioro de calidad respecto del crudo marcador WTI. Así las cosas, solo por castigo se habría perdido 6 mil millones de dólares. De los restantes 1.000 millones destinados a la refinación, encontramos: 1. disminución de volúmenes de los productos livianos, 2. importación de diluyentes para mejorar la calidad de los productos pesados, y 3. importaciones de derivados (gasolinas y diésel) a fin de suplir la demanda interna. Este conjunto de perjuicios ocasionados por la Mezcla Total de Crudos a la Refinación y particularmente a la Refinería de Esmeraldas,  habría superado los 15 mil millones de dólares.
  • La ideología neo liberal imperante en los distintos gobiernos repetía, a manera de muletilla: “que el Estado no tiene  recursos para invertir” y los pocos que tiene, “deben ser invertidos en salud y educación”…lo que nunca nos dijeron, es que si tenía para subsidiar las actividades extractivas de las Empresas Petroleras Privadas Extranjeras.
  • Tan solo con cobrar de manera legítima, los costos del crudo diluyente a las petroleras privadas favorecidas, se habría financiado las modificaciones al Circuito Refinador del Ecuador y en especial a la REE sin recurrir a empréstitos. Esto solo demuestra, que el interés de quienes han gobernado no están dirigidos al engrandecimiento y bienestar de los pueblos.
  • En 1997, La Refinería Esmeraldas amplió sus instalaciones para procesar 110.000 Bls/d.
  • Convocado el proceso licitatorio correspondiente, gana una empresa española nada conocida en el mundo de la Industria Petrolera  denominada Técnicas Reunidas. 
  • Solo para recordar: la Corona Española es quien presta al Gobierno de Sixto Durán 200 millones destinados a la ampliación parcial de la Refinería Esmeraldas (¿?). 
  • Inmediatamente adjudicado el contrato a la Empresa Técnicas Reunidas, esta pide cambio de marcas, las autoridades ecuatorianas del ramo velozmente aceptan la solicitud de la española dejando muchas dudas en la idoneidad del proceso licitatorio.

¿Qué es el cambio de marcas?

Para ilustrar tomemos de ejemplo  la construcción de una Casa.  El Arquitecto contratado elabora los planos de la casa con todos los detalles sugeridos por el dueño y ajustados a su presupuesto; se eligen acabados de 1ra, 300 metros de construcción, un número específico de espacios (salas, comedor, baños, dormitorios etc.) y con esto se determina un precio que sirven para elaborar un presupuesto referencial guía para la construcción de la casa. Se licita la obra y se presentan 3 constructoras. Elegida y adjudicada una  por ajustarse a los términos contractuales, en tiempos y calidades detallados en el concurso. La adjudicataria, inmediatamente solicita que se le permita cambiar los acabados de 1ra por acabados de 2da, argumentando que solo así se puede llegar a los precios acordados. El dueño de la casa, una vez confirmado que no han variado los precios de mercado puestos en las bases contractuales, con seguridad rescindiría el contrato y llamaría a otra empresa constructora. En el caso que nos ocupa, La Ampliación adjudicada a Técnicas Reunidas, sin mediar factores externos de mercado, Sixto Durán Ballén, accedió al cambio de marcas de los equipos determinados en la Ingeniería de detalle. En poco tiempo varios equipos se deterioraron.

  • El diseño de las plantas y las licencias de las mismas, fueron comprados al Instituto Francés del Petróleo, propietaria de la Empresa Beicip Franlap.
  • Los resultados de ampliación a 110 mil barriles no cumplió con las especificaciones contractuales. Petroecuador (porque no le quedaba de otra), demandó la inconformidad en el cumplimiento del contrato, acción legal que hasta hoy duerme el sueño de los justos y con la mirada esquiva de todos los gobiernos que le han sucedido al de Durán Ballén, incluido el actual.
  • La imposibilidad de lograr que los procesos instalados en la ampliación, reiterando, por fallas en los diseños, llegaren a la capacidad contratada, al país se le causo y sigue causando enormes pérdidas, al punto que, por lucro cesante y daño emergente, la Empresa Técnicas Reunidas debería haber construido otra Refinería de  mayor capacidad (200 mil barriles día mínimo) y con los procesos, equipos y tecnologías más avanzados para procesar los crudos pesados.
  • Este big pastel putrefacto de la historia de la Industria Petrolera, tiene dos cerezas más: la una, la Repotenciación de la Refinería de Esmeraldas en la “famosa década” que  gastó más de 2 mil millones de dólares para “corregir” con enormes sobreprecios, los daños ocasionados a los equipos por la presencia de mayores volúmenes de contaminantes en la materia prima a Refinar y, equipos y procesos mal diseñados.
  • La otra cereza; corresponde a la emisión del decreto 1094 emitido por el Presidente Moreno que pretende delegar a la Empresa privada: el estudio, diseño, inversión  (2.500 millones de dólares) y operación por 30 años de la Refinería de Esmeraldas. La recuperación de los 2.500 millones anunciados se hará en 4 años. Con esto, una vez más la Empresa Privada Extranjera (o camuflada de tal) lucrará sobre los 20 mil millones de dólares y lxs dueñxs del petróleo, lxs ecuatorianxs, tendremos combustibles más caros. Más grave aún, continuaremos reproduciendo la ecuación de la miseria y la dependencia por la incapacidad de acometer procesos de transformación de nuestra materia prima que generen riqueza y soberanía.
  • Si se mantiene la Refinería de Esmeraldas en manos de lxs ecuatorianxs con los procesos adecuados y las inversiones requeridas, evitaremos fuga de divisas, vía por la cual, contribuiremos a una saludable y estable política monetaria sin nefastos endeudamientos que día a día hipotecan al País del cual tanto reclamamos. Generaremos trabajo y recursos estables para la Provincia y el País,  y sobre todo, recogeremos el anhelo de las grandes mayorías que queremos hacer de nuestro país: soberano,  solidario y en armonía social y ambiental.